1. Página de inicio
  2. Justicia
  3. Indígenas

Diputados canadienses piden que se investiguen abusos en internados indígenas

Mumilaaq Qaqqaq y Charlie Angus en conferencia de prensa.

La diputada Mumilaaq Qaqqaq habla mientras el diputado Charlie Angus sostiene una foto del Padre Arthur Lavoie, quien murió en 1991 y fue nombrado en más de 300 informes de abuso físico y sexual.

Foto: La Presse canadienne / Justin Tang

RCI

Diputados del Nuevo Partido Democrático pidieron el jueves al ministro de Justicia, David Lametti, que inicie una investigación sobre los "crímenes contra la humanidad" en Canadá tras los descubrimientos preliminares de cientos de tumbas no identificadas en los antiguos internados indígenas.

Ya es suficiente. Los indígenas necesitan verdad y justicia. Ministro Lametti, no se atreva a decirme que no puede hacerlo. Usted tiene la autoridad. Simplemente se niega a usarla y eso tiene que terminar.
Mumilaaq Qaqqaq, diputada de Nunavut

Durante la rueda de prensa del jueves, Mumilaaq Qaqqaq y Charlie Angus mostraron fotos de dos sacerdotes que han sido acusados de abusos sexuales y físicos en los internados: los sacerdotes Johannes Rivoire, actualmente en Francia, y el difunto Arthur Lavoie.

Este video presenta el resumen de la conferencia de prensa de los neodemócratas (en inglés solamente).

Advertencia: el video contiene detalles que algunas personas pueden considerar perturbadores.

El sacerdote Arthur Lavoie fue nombrado en más de 300 denuncias de abusos físicos y sexuales durante una investigación de la Policía Provincial de Ontario en el internado indígena de St. Anne, en el norte de Ontario. Murió en 1991.

Por su parte, Johannes Rivoire, originario de Francia, fue acusado de delitos sexuales relacionados con su estancia en Naujaat y Rankin Inlet en la década de 1960.

En 1998, la Policía Montada de Canadá emitió una orden de arresto contra el sacerdote jubilado, cinco años después de su regreso a Francia.

Durante casi dos décadas, los habitantes de Nunavut han presionado para que Rivoire sea extraditado a Canadá de ese país.

En lugar de enfrentarse a la justicia por sus crímenes, Rivoire está viviendo un lujoso retiro en un hogar para sacerdotes... y la institución federal no está haciendo nada al respecto. Los abusos que cometió han causado trauma a varias generaciones.
Mumilaaq Qaqqaq
Mumilaaq Qaqqaq y Charlie Angus en conferencia de prensa con fotos de dos sacerdotes.

Los diputados de Nunavut creen que es tiempo de que la verdad salga a la luz.

Foto: La Presse canadienne / Justin Tang

Los diputados piden que se cree un puesto de fiscal especial con la autoridad para pedir asesoramiento a la Corte Penal Internacional, para citar documentos del gobierno federal y de las instituciones eclesiásticas y para hacer públicos esos documentos.

Qaqqaq dijo que la investigación no debería limitarse a los internados, sino que debería extenderse a otras instituciones, como las escuelas diurnas federales, que funcionaban de forma independiente a los internados, pero que estaban dirigidas por muchos de los mismos grupos.

Le corresponde a la policía

Cuando se le preguntó si David Lametti, fiscal de Canadá, estaría dispuesto a nombrar un fiscal especial, la oficina del ministro dijo que no tiene la facultad de iniciar investigaciones penales.

Esa es una facultad exclusiva de la policía. Consideraremos todas las opciones que permitan a los supervivientes, a sus comunidades y al país avanzar en el camino de la curación y la reconciliación.
Chantalle Aubertin, secretaria de prensa de Lametti, en un comunicado enviado por correo electrónico

Fuentes: Darren Major (nueva ventana) · CBC News | RCI · PMM

Titulares