1. Página de inicio
  2. Medioambiente
  3. Acuerdos comerciales

Entra en vigor acuerdo que prohíbe la pesca comercial en alta mar en el Ártico

Barcos en el Ártico rodeados de hielo.

Según la declaración del gobierno canadiense, el acuerdo jurídicamente vinculante prohíbe toda la pesca comercial en el Océano Ártico Central hasta que se conozcan mejor los ecosistemas de la región.

Foto: La Presse canadienne / Sean Kilpatrick

RCI

Su objetivo es proteger los frágiles ecosistemas de del Océano Ártico amenazados por el calentamiento global que derrite el hielo perpetuo a un "ritmo alarmante".

Se trata del primer acuerdo internacional de esta magnitud con respecto a la pesca comercial en una zona de alta mar, afirma el Ministerio de Pesca y Océanos de Canadá en un comunicado.

El tratado fue firmado en 2018 por Canadá, Noruega, Islandia, Rusia, Estados Unidos, China, Japón, la República de Corea y la Unión Europea.

Según la declaración del gobierno canadiense, el acuerdo jurídicamente vinculante prohíbe toda la pesca comercial en el Océano Ártico Central hasta que se conozcan mejor los ecosistemas de la región.

La interdicción se mantendrá hasta que se establezcan medidas para regular la pesca comercial tomando en cuenta los conocimientos tradicionales de los pueblos indígenas de las regiones árticas antes de autorizar cualquier explotación pesquera comercial.

El objetivo de este Acuerdo es evitar la pesca no regulada en alta mar del Océano Ártico Central a través de medidas de conservación y gestión cautelares aplicadas como parte de una estrategia a largo plazo para mantener la salud de los ecosistemas marinos y garantizar la conservación y el uso sostenible de las poblaciones de peces.
Una cita de Extracto del acuerdo

Un territorio vastísimo

El acuerdo que estará en vigor durante 16 años y se renovará cada cinco años, abarca las aguas situadas a un mínimo de 200 kilómetros de la costa de cualquier Estado costero, es decir, 2,8 millones de kilómetros cuadrados de océano, lo que equivale aproximadamente al tamaño del Mar Mediterráneo.

La "Zona del Acuerdo" se refiere a la región de alta mar del Océano Ártico Central rodeada por las aguas territoriales sobre las que Canadá, el Reino de Dinamarca en relación con Groenlandia, el Reino de Noruega, la Federación Rusa y los Estados Unidos de América ejercen jurisdicción pesquera.
Una cita de Extracto del acuerdo

Recordemos que estas aguas del Ártico solían estar congeladas todo el año, pero el calentamiento global sigue generando cambios drásticos en las regiones cercanas a los polos.

En 2018, alrededor del 40% de esta zona se había vuelto navegable.

vue aérienne d'un bateau naviguant dans une mer de glace.

Les microplastiques sont présents partout en Arctique.

Foto: Pêches et Océans Canada

Aunque en la actualidad no se practica la pesca comercial en la región ártica, si se observan las tendencias en otras regiones del mundo en cuanto a pesca comercial legal o ilegal, se puede concluir que el interés por los recursos pesqueros del Ártico irá en aumento a medida que el cambio climático lleve cada vez más peces hacia el norte.

Pesca ilegal en otras regiones del mundo

En meses recientes, el organismo Oceana, que tiene sede en Canadá denunció la presencia de buques de pesca ilegales en diversas regiones del mundo.

Canadá está perdiendo hasta 93,8 millones de dólares en ingresos fiscales cada año debido a el comercio ilícito de productos del mar.
Una cita de Oceana Canada

Estas conclusiones vienen de un estudio que Oceana Canadá encargó a economistas del sector pesquero de la Universidad de la Columbia Británica.

El estudio original se titula :Impacts of Illegal, Unreported, and Unregulated Fishing in Canada (Impactos de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada en Canadá).

Fenómenos semejantes en las costas de Argentina

Un mapa de una zona territorial argentina donde un barco se "desvaneció" inexplicablemente en más de 100 ocasiones. Ampliar imagen (nueva ventana)

Figura 2. Un subconjunto de los episodios de vacío de un barco chino dedicado a la pesca de calamares. Este buque pareció "oscurecerse" más de 100 veces a lo largo de la costa de Argentina entre enero de 2018 y abril de 2021. Las flechas rojas indican los lugares en los que la señal de seguimiento AIS de este buque desapareció.

Foto: RCI/Oceana

La oficina internacional de Oceana también informó el 21 de junio pasado el descubrimiento de cientos de buques pesqueros extranjeros, principalmente chinos, "saqueando las aguas de Argentina y desapareciendo de los sistemas públicos de rastreo".

Estas flotas de aguas lejanas pescan principalmente calamar de aleta corta, que es vital para la economía de Argentina y la dieta de numerosas especies comerciales y recreativas, como el atún y el pez espada.

En un período de tres años, vimos cerca de 800 buques que realizaron 900.000 horas de pesca, lo cual es una cantidad astronómica. El tercio de esa pesca es más de lo que algunos países hacen ¡en todo un año! Había barcos chinos que pescaban calamares con la técnica del jigging. Despliegan enormes luces detrás de sus embarcaciones, y sacan calamares de las profundidades y luego los capturan por toneladas con redes y líneas. También observamos barcos de arrastre, principalmente de España y Corea. Y estos arrastran enormes redes de campo, a veces del tamaño de un terreno de fútbol, detrás de sus buques y simplemente capturan todo lo que encuentran. Y a veces estos pueden ser muy perjudiciales para el hábitat si se arrastran a lo largo del fondo, ya que se destruye todo todo lo que esté a su paso.
Una cita de Marla Valentine, ecologista de Oceana en entrevista con CBC News.

Oceana analizó la actividad de los buques pesqueros a lo largo de la frontera de las aguas nacionales de Argentina desde el 1 de enero de 2018 hasta el 25 de abril de 2021, utilizando los datos del Sistema de Identificación Automática (AIS) de Global Fishing Watch (GFW), una organización independiente sin ánimo de lucro fundada por Oceana en colaboración con Google y SkyTruth.

Como parte de este análisis, Oceana documentó más de 6.000 eventos de "vacío de información", casos en los que no se detectan transmisiones AIS durante más de 24 horas, lo que potencialmente indica que los buques están desactivando sus dispositivos de rastreo.

Estos buques fueron invisibles durante más de 600.000 horas en total, ocultando la ubicación de los buques pesqueros y enmascarando un comportamiento potencialmente ilegal, como cruzar a las aguas nacionales de Argentina para pescar. La flota china fue responsable del 66% de estos incidentes.

Fuentes: Radio-Canada (Philippe Moulier) | CBC (As it happens) | RCI (Adaptación PMM)

Titulares