1. Página de inicio
  2. Economía
  3. Mercado inmobilario

Un plan de inversión inmobiliaria en Ontario es cuestionado

Un cartel indica en inglés que una vivienda está en alquiler.

El acceso a la vivienda, ya sea como propietario o como inquilino, es cada vez más costoso en Canadá.

Foto: Radio-Canada / Bryan Eneas

RCI

Un organismo de la sociedad civil canadiense de lucha contra la pobreza calificó como "aterrador" el plan de una empresa inmobiliaria de Toronto que quiere comprar viviendas unifamiliares por un valor de 1.000 millones de dólares para convertirlas en propiedades en alquiler.

De llevarse adelante ese plan, más personas se verán excluidas de un mercado de la vivienda cada vez más caro, dice el organismo comunitario

El plan, reportado por el periódico canadiense The Globe and Mail el 14 de junio, señala que la empresa Core Developments Group tiene la intención de establecer un negocio de alquiler de viviendas unifamiliares mediante la compra de viviendas en ciudades medianas de la provincia de Ontario, como London, Kingston, Hamilton, Barrie, Cambridge, Peterborough, Guelph y St. Catharines.

El promotor quiere ampliar sus negocios fuera de la provincia para el 2026, mediante la construcción de unas 4.000 viviendas para ser alquiladas en Ontario, Columbia Británica, Quebec y las provincias del Atlántico canadiense.

Los críticos temen que este plan surge en el peor momento en materia de acceso a la vivienda. Los alquileres y los precios de la vivienda aumentaron enormemente en todo Canadá, creando una escasez de viviendas unifamiliares y haciendo que la vivienda sea cada vez menos asequible.

Encontrar un alquiler decente es casi imposible

Me parece muy aterrador. Ese plan hará aún más difícil encontrar un lugar decente para alquilar, algo que ya en este momento es casi imposible, dijo Samantha Lawrence, miembro de la sección de ACORN en London, Ontario, una organización comunitaria de apoyo a personas con ingresos bajos y moderados.

No hay control de calidad ni normas de propiedad, dice ella.

Lawrence dijo que ella ha sido una inquilina toda la vida, desde que se mudó de la casa de sus padres cuando tenía 17 años. Dijo que es cada vez más difícil encontrar un lugar adecuado a un precio asequible para sus dos hijas.

Lawrence dijo que, a pesar de pagar un alquiler un precio adecuado al mercado, ella ha tenido que luchar contra empresas propietarias de viviendas debido a infestaciones de chinches y cucarachas, ventanas que no están bien selladas, agua del grifo descolorida, que en muchos casos los administradores de las viviendas se niegan a reparar.

He experimentado de todo, desde la congelación de las tuberías en invierno y tener que pedir prestados cubos de agua a los vecinos para poder incluso tirar de la cadena en el baño, sin hablar de bañarse o algo parecido, hasta goteras en los tejados.

Viviendas unifamiliares en Ontario.

Viviendas unifamiliares en Ontario.

Foto: Radio-Canada / Joe Fiorino/CBC News

La escasez de viviendas se ha convertido en la norma

La experiencia de Lawrence pone en evidencia algo se ha convertido en la norma en un mercado altamente competitivo, y especulativo, de la vivienda, en el que los inventarios tanto de casas unifamiliares como de apartamentos se encuentran en sus niveles más bajos en las últimas décadas.

En London, Ontario, se vendieron en mayo 1.433 viviendas, dejando el mercado con tan pocas casas disponibles que dos semanas serían suficientes para vender el inventario existente en la región, según la Asociación de Agentes Inmobiliarios de London St. Thomas.

El último estudio de mercado de alquileres elaborado por la Corporación Hipotecaria de la Vivienda de Canadá (CMHC) tampoco es alentador. El alquiler mensual promedio en London era de 1.119 dólares, un siete por ciento más elevado que en 2019, a pesar de que el porcentaje de viviendas vacantes subió al 3,4% gracias a las nuevas unidades que entraron al mercado el año pasado.

El difusor público canadiense CBC pidió a Core Development Group una entrevista el lunes y recibió una declaración escrita del director ejecutivo Corey Hawtin el martes.

Hawtin dijo que Core Developments eligió London, al igual que las demás ciudades de Ontario, por su bajo número de viviendas vacantes.

Elegimos mercados donde hay muy poca oferta nueva, pero donde hay mucha demanda. La tasa de vacancias es baja y todos los mercados están creciendo en cuanto a población, albergan una variedad de empleadores y son ciudades en crecimiento sin techos suficientes para acomodar ese crecimiento, dijo Hawtin.

El comunicado dice que la empresa busca crear una oferta de viviendas más innovadora en respuesta a la crisis de la vivienda, y que los inquilinos, a quienes la empresa califica de cohorte de rápido crecimiento, necesitan ser defendidos.

Hay una importante falta de disponibilidad de viviendas en alquiler en el mercado de edificios de viviendas unifamiliares de baja altura. Aumentar la densidad mediante la renovación de las viviendas existentes es la forma más conveniente de añadir oferta al inventario de viviendas, dice el comunicado.

El objetivo de Core es proporcionar propiedades en alquiler estables, seguras y a largo plazo para aquellos que no están en condiciones de comprar, pero que no quieren verse relegados a alquileres de condominios con espacio limitado para ellos o sus familias.

Estamos creando nueva oferta mediante la renovación de casas que no son utilizadas plenamente y con poca inversión que están orientadas a albergar una segunda unidad legal y permitida.

"Esto bien podría ser Irlanda en el siglo XVIII"

Core Developments dice que está orientando su oferta hacia las familias que no quieren vivir en apartamentos pequeños, y espera que su incursión en las viviendas de alquiler estimule una mayor inversión.

A Lawrence le preocupa que esto pueda ser el principio del fin de los propietarios tradicionales que alquilan viviendas unifamiliares.

Está ocurriendo. Todo el mundo va a tener que hacer negocios con alguna empresa grande porque toda esta gente va a ser devorada. Esto bien podría ser Irlanda en el siglo XVIII o algo así.
Samantha Lawrence, miembro de la sección de ACORN en London, Ontario.

Titulares