1. Página de inicio
  2. Justicia
  3. Crimen por odio

Tras atentado en Ontario, Pakistán insta a luchar contra el odio y el extremismo

Una persona lleva un afiche que dice "El Islam no es una amenaza".

Una participante en la vigilia que se llevó a cabo en Montreal el 11 de junio, en memoria de la familia musulmana atacada en London, Ontario, que dejó un saldo de cuatro muertos y un herido.

Foto: Rufo Valencia

RCI

El primer ministro de Pakistán, Imran Khan, pidió a los líderes mundiales que tomen medidas contra el odio y el extremismo en internet tras el mortal atentado con camión en London, Ontario, que las autoridades investigan como un ataque terrorista motivado por el odio y la islamofobia.

El pasado domingo 6 de junio, cuatro personas fueron asesinadas y un niño de nueve años sufrió heridas graves al ser atropellados por una camioneta conducida por un canadiense blanco de 20 años.

La policía dijo que la familia, que emigró de Pakistán a Canadá en 2007, fue atacada por ser musulmana. Este sábado se celebró un funeral por la familia, y el embajador de Pakistán en Canadá habló en el acto fúnebre.

Todo el mundo está conmocionado en Pakistán, porque vimos la foto de la familia, y el hecho de que una familia haya sido atacada de esa manera ha tenido un profundo impacto en Pakistán, dijo Khan en una entrevista con el difusor público canadiense, CBC.

Khan, ex capitán del equipo nacional de cricket de Pakistán, entró en política poco después de su retiro del deporte en 1992 y se convirtió en el primer ministro de Pakistán en 2018.

Creo que debería haber una acción muy estricta contra esto, dijo Khan, refiriéndose a la radicalización por internet.

Cuando hay estos sitios web de odio que crean odio entre los seres humanos, debería haber una acción internacional contra ellos.
Imran Khan, primer ministro de Pakistán.
Las víctimas del ataque anti-musulmán ocurrido el 6 de junio en London, Ontario. De izquierda a derecha: Yumna Afzaal, de 15 años, su madre Madiha Salman, de 44, su abuela paterna, Talat Afzaal, de 74, y su padre, Salman Afzaal, de 46.

Las víctimas del ataque anti-musulmán ocurrido el 6 de junio en London, Ontario. De izquierda a derecha: Yumna Afzaal, de 15 años, su madre Madiha Salman, de 44, su abuela paterna, Talat Afzaal, de 74, y su padre, Salman Afzaal, de 46.

Foto:  Afzaal family / Afzaal family

La radicalización en línea es un factor en los recientes asesinatos en masa

Aunque los investigadores canadiense aún no han determinado si el acusado, Nathaniel Veltman, participó en actividades en internet que promueven el extremismo o la violencia, Khan dijo que el reciente patrón de terror doméstico en los países occidentales exige una mayor atención a la radicalización en línea.

Los autores de otros asesinatos en masa recientes, como el ataque con armas de fuego de 2017 en una mezquita de la ciudad de Quebec cometido por el supremacista blanco Alexandre Bissonnette,  y el ataque con una furgoneta de la calle Yonge de 2018 en Toronto, cometido por Alek Minassian, participaron en actividades en internet que, según los investigadores, contribuyeron a su radicalización.

Khan dijo que había planteado la cuestión al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau. El líder paquistaní describió a su homólogo Trudeau como un líder que entiende la importancia de luchar contra el odio en línea y la islamofobia, aunque dijo que otros líderes aún no han asumido el mismo compromiso.

Los líderes mundiales, cuando decidan tomar medidas, se ocuparán de esto. El problema es que, por el momento, no hay suficiente motivación y que algunos líderes internacionales, o líderes de los países occidentales, realmente no entienden este fenómeno.
Imran Khan, primer ministro de Pakistán.
El primer ministro de Pakistán, Imran Khan.

El primer ministro de Pakistán, Imran Khan.

Foto: The Associated Press / Alex Brandon

Trato a los uigures en China

Khan se ha manifestado en defensa de los musulmanes de todo el mundo contra la islamofobia, criticando, entre otros, al presidente francés Emmanuel Macron y al máximo ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg. También ha intentado reunir a los jefes de los estados musulmanes para defender a los musulmanes en las naciones donde los musulmanes no son mayoría.

En todo esto Khan ha evitado abordar la situación de los musulmanes en la provincia china de Xinjiang. Los diputados canadienses votaron en febrerouna resolución calificando de genocidio el trato que China da a los uigures musulmanes y a otras minorías musulmanas.

Interrogado por qué no defendía a esos musulmanes, Khan respondió que "la islamofobia no nos afecta a los musulmanes que vivimos en países musulmanes. Sólo afecta a los musulmanes que viven en los países occidentales."

Nuestra relación con China es tal que cualquier asunto que planteemos con China es siempre a puerta cerrada, continuó diciendo Khan.

Tenemos vínculos económicos con China, China es nuestro vecino. Han sido muy buenos con nosotros en nuestros momentos más difíciles, así que respetamos el hecho de que, si tenemos preocupaciones, las hablemos a puerta cerrada.

China y Pakistán mantienen desde hace tiempo una estrecha relación política y militar, que se remonta a los conflictos de ambos países con India y la Unión Soviética.

Pakistán también ha sido criticado por el aumento de la violencia contra los miembros de la comunidad religiosa Ahmadiyya, una rama minoritaria del Islam. La organización estadounidense Human Rights Watch afirma que se han producido al menos cinco asesinatos selectivos de ahmadíes en Pakistán durante el pasado año.

Un musulmán de espaldas a una tarima donde un político da un discurso.

Un musulmán le da la espalda al ministro responsable de la lucha contra el racismo en Quebec, Benoit Charette, quien fue abucheado durante su presencia en la vigilia el 11 de junio en Montreal, durante un homenaje a las víctimas del atentado en London, Ontario. El ministro Charette hace parte del gobierno que aprobó la Ley 21, la Ley de Laicidad del Estado, que entre otras cosas, prohíbe en Quebec el uso del velo a las musulmanas que quieran trabajar en el sistema público de educación.

Foto: Rufo Valencia / RCI

Una cumbre sobre la islamofobia en Canadá

Trudeau se comprometió a tomar medidas contra los discursos de odio en internet cuando presentó una nueva legislación digital en 2019, aunque los críticos dicen que Ottawa ha sido lenta en la aplicación de cambios que podrían detener la radicalización en línea.

El gobierno de Canadá está ahora preparado para enfrentar la islamofobia una vez más. Los diputados votaron el 11 de junio en favor de una propuesta del Nuevo Partido Democrático para llevar a cabo a finales de julio una cumbre de emergencia sobre la islamofobia.

El líder de los neodemócratas federales, Jagmeet Singh, dijo que Canadá debe hacer frente a la amenaza del supremacismo blanco, la radicalización de extrema derecha y hacer cambios en las políticas de gobierno en todos los niveles para evitar otro ataque.

Aunque Khan dijo que está mayormente de acuerdo con Trudeau y su posición sobre el extremismo, también expresó su preocupación por algunas leyes canadienses que, en su opinión, están contribuyendo a la islamofobia.

Khan describió la Ley 21, adoptada por la provincia de Quebec, que prohíbe a los funcionarios públicos, incluidos los profesores y los policías, llevar símbolos religiosos en el trabajo, como una forma de extremismo secular que conduce a la intolerancia contra los musulmanes.

Uno quiere que los seres humanos sean básicamente libres de expresar la forma en la que ellos quieren ser, siempre y cuando no cause dolor y daño a otros seres humanos, dijo Khan.

Fuente: CBC /N. Boisvert / C. Paas-Lang / R. Barton / RCI / Adaptación RV

Titulares