1. Página de inicio
  2. Medioambiente
  3. Cambio climático

El dióxido de carbono se encuentra un 50% más elevado que en la época preindustrial

Una fábrica de la cual salen grandes columnas de humo que se elevan y oscurecen el cielo.

El dióxido de carbono es uno de los factores causante del calentamiento global.

Foto: La Presse canadienne / Nathan Denette

RCI

El pico anual de dióxido de carbono, un gas contaminante que atrapa el calor en el aire, ha alcanzado otro hito peligroso al registrar un nivel de un 50% más alto que cuando comenzó la era industrial.

Los científicos también advirtieron el pasado 7 de junio que el ritmo promedio de aumento es más rápido que nunca.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés) indicó que el nivel promedio de dióxido de carbono registrado en mayo fue de 419,13 partes por millón. Este es un nivel de 1,82 partes por millón más que en mayo de 2020 y un 50% más elevado que los niveles estables preindustriales de 280 partes por millón, dijo el científico del clima de la NOAA, Pieter Tans.

Los niveles de dióxido de carbono alcanzan su punto máximo cada mes de mayo, justo antes de que la vida vegetal en el hemisferio norte florezca, absorbiendo parte de ese carbono de la atmósfera para convertirlo en flores, hojas, semillas y tallos.

Sin embargo, este alivio es temporal porque las emisiones de dióxido de carbono procedentes de la quema de combustibles fósiles como el carbón, petróleo y gas natural para el transporte y la provisión de electricidad superan con creces lo que las plantas pueden absorber, elevando de este modo los niveles de gases de efecto invernadero a nuevos récords cada año.

Alcanzar un 50% más de dióxido de carbono en comparación a los niveles de la época preindustrial es un nuevo hito, y no es algo bueno, dijo la científica climática de la Universidad de Cornell, Natalie Mahowald, que no participó en la investigación.

Si queremos evitar las peores consecuencias del cambio climático, tenemos que trabajar mucho más para reducir las emisiones de dióxido de carbono y esto de inmediato.
Natalie Mahowald, científica climática de la Universidad de Cornell.

El cambio climático no se reduce solamente a un aumento de las temperaturas. También hace que condiciones meteorológicas extremas, como tempestades, incendios forestales, inundaciones y sequías, sean mucho peores y más frecuentes. También ocasiona que los niveles de los océanos suban y se vuelvan más ácidos, según los estudios.

Los residentes observan cómo las gigantescas llamas arrasan los árboles.

El calentamiento global ha intensificado los fenómenos climáticos, aumentando la severidad de las tempestades y los incendios forestales.

Foto: Getty Images / Brett Hemmings

El calentamiento global también tiene consecuencias sobre la salud de los seres humanos, como un aumento de las muertes a causa del calor y el aumento del polen.

En 2015, los países firmaron el Acuerdo de París en el que se comprometían a contener el calentamiento global por debajo de lo que se considera peligroso.

Este aumento en un año de los niveles de dióxido de carbono no fue un récord, principalmente debido al fenómeno climático de La Niña, que ocasiona que partes del Pacífico se enfríen temporalmente, dijo el geoquímico de la Institución Scripps de Oceanografía, Ralph Keeling.

El padre de Keeling empezó a monitorear los niveles de dióxido de carbono en la cima de la montaña hawaiana Mauna Loa en 1958. Ralph ha continuado el trabajo de trazar la ahora famosa Curva de Keeling.

Scripps, que calcula las cifras de forma ligeramente diferente en función del tiempo y la media, dijo que el pico en mayo fue de 418,9 partes por millón.

Por otra parte, los cierres de actividades a causa de la pandemia ralentizaron el transporte, los viajes y otras actividades en aproximadamente un 7%, según estudios anteriores. Sin embargo, esa reducción fue demasiado pequeña como para marcar una diferencia significativa.

El dióxido de carbono puede permanecer en el aire durante 1.000 años o más, por lo que los cambios anuales en las emisiones no son muy significativos.

La tasa media de aumento en 10 años también estableció un récord, ahora hasta 2,4 partes por millón al año.

Que el nivel de dióxido de carbono aumente así en unas pocas décadas es algo extremadamente inusual, dijo el científico del clima de la National Oceanic and Atmospheric Administration, Pieter Tans. Por ejemplo, cuando la Tierra salió de la última edad de hielo, el dióxido de carbono aumentó en unas 80 partes por millón, algo que tomó unos 6.000 años al sistema terrestre, al sistema natural. En las últimas décadas este aumento ha sido mucho mayor.

En comparación, sólo se han necesitado 42 años, desde 1979 hasta 2021, para aumentar el dióxido de carbono en esa misma cantidad.

El mundo se está acercando al punto en el que superar los objetivos de París y entrar en una zona de peligro climático se convierte en algo casi inevitable, dijo el científico del clima de la Universidad de Princeton, Michael Oppenheimer, que no formó parte de la investigación.

Fuentes: CBC / RCI / Adaptación RV

Titulares