1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Salud pública

Canadá estudia la posibilidad de reabrir la frontera por etapas

Justin Trudeau mira con una sonrisa al presidente estadounidense Joe Biden, visto en una pantalla, durante una cumbre virtual entre ambos políticos.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y el presidente estadounidense, Joe Biden, en una reunión virtual el 23 de febrero de 2021.

Foto: La Presse canadienne / Adrian Wyld

RCI

Las autoridades canadienses están estudiando un plan de varias fases para la reapertura de la frontera con Estados Unidos. Ese plan comenzaría permitiendo a partir de este verano el ingreso a territorio canadiense a los viajeros totalmente vacunados.

El ritmo de las conversaciones entre Ottawa y Washington sobre la reapertura de la frontera se ha intensificado últimamente, a medida que más personas de ambos países se vacunan y aumenta la frustración en el lado estadounidense por el continuo cierre de la frontera canadiense.

En declaraciones públicas el lunes 7 de junio, el primer ministro Justin Trudeau reveló dos elementos centrales del posible plan de reapertura de la frontera: que ésta se llevaría a cabo por etapas y que los primeros viajeros que ingresen a Canadá tendrán que estar totalmente vacunados.

Estamos estudiando cómo vamos a empezar a recibir a los turistas de forma escalonada a medida que las cifras bajen en Canadá, a medida que las cifras empiecen a bajar en Estados Unidos y en otros lugares del mundo.
Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.

Un escenario previsto para una primera fase permitiría a los viajeros vacunados evitar la cuarentena si muestran una prueba negativa de detección del Covid-19.

Varios aspectos del plan de reapertura de la frontera todavía no fueron definidos. Uno de ellos es la fecha de reapertura. El ministro de Seguridad Pública, Bill Blair, dijo a un grupo de alcaldes de ciudades y comunidades fronterizas en una reunión en mayo que no había certeza de que la primera fase pueda llevarse a cabo a finales de junio, cuando expiren las actuales restricciones fronterizas.

Un funcionario al tanto de las conversaciones entre Canadá y EE.UU., que pidió permanecer en el anonimato, dijo que dudaba que la reapertura en junio fuera probable y sugirió que julio sería una fecha más probable para el inicio de la primera fase.

Todavía quedan por resolver otros detalles técnicos, como la forma que adoptará la prueba de vacunación. El mismo funcionario dijo que la prueba requeriría, como mínimo, una tarjeta de vacunación y quizás otra forma de evidencia.

Esto también abre otra posibilidad, que sería una reapertura asimétrica de la frontera entre Canadá y Estados Unidos, en la que cada país aplicaría normas diferentes.

Un paso fronterizo cerrado entre Estados Unidos y Canadá.

Las fronteras terrestres entre Canadá y Estados Unidos están cerradas desde el pasado mes de marzo a los viajes no esenciales.

Foto: La Presse canadienne / Jonathan Hayward

¿Diferentes países, diferentes normas?

Un ejemplo de la diferencia de criterios es el tema de la prueba de la vacunación, que, al igual que otros aspectos de la pandemia, se ha convertido en una cuestión políticamente cargada y partidista en Estados Unidos.

Algunos gobernadores republicanos han aprobado leyes que impiden exigir pruebas de vacunación en su territorio. Por su lado, el presidente estadounidense Joe Biden dijo que no creará un pasaporte federal de vacunas.

El funcionario familiarizado con las conversaciones dijo que existe la posibilidad de que ambos países tengan normas fronterizas diferentes en cuanto a la vacunación.

La posibilidad de establecer normas diferentes surgió en una sesión de consulta a finales del mes pasado entre el ministro federal de Seguridad Pública, Bill Blair, y los alcaldes de las ciudades fronterizas de la provincia de Ontario.

Una alcaldesa municipal dijo que espera que las normas de viaje sean lo más sencillas y similares posibles en ambos países. Bernadette Clement, alcaldesa de la pequeña ciudad de Cornwall, en Ontario, dijo que espera evitar que haya una diversidad de normas, lo que creará confusión y retrasos en la frontera.

La alcaldesa Clement señaló que le dijo al ministro Blair que después de 15 meses de confusión para comunidades como la suya, ella quiere ver un plan para la reapertura de la frontera.

Otro participante en la reunión dijo que Blair dejó abierta la posibilidad de que la reapertura se produzca a finales de junio, pero no fue algo definitivo.

Drew Dilkens, alcalde de Windsor, ciudad canadiense vecina a la ciudad de Detroit en Estados Unidos, dijo que el ministro explicó que había mantenido conversaciones con representantes de Estados Unidos, incluyendo el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

Las autoridades estadounidenses negaron los informes en sentido que planean reabrir unilateralmente su lado de la frontera el 21 de junio, sin importar si Canadá está de acuerdo o no con ello.

Frustración al otro lado de la frontera

En Estados Unidos, los políticos de distintos bandos están cada vez más molestos con el enfoque más lento que prefiere Ottawa.

El principal demócrata en el Senado, Chuck Schumer, ha pedido la reapertura de la frontera. El demócrata neoyorquino Brian Higgins dice que no es correcto permitir que los jugadores de la Liga Nacional de Hockey puedan viajar y no así a las personas separadas de sus seres queridos.

Una republicana de alto rango acusó al gobierno del primer ministro Trudeau de dar largas al asunto. En una carta dirigida al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, la congresista Elise Stefanik calificó las medidas actuales como un desafío a la lógica.

Ella calificó de injusto que los canadienses puedan volar a EE.UU. y vacunarse, mientras que los estadounidenses totalmente vacunados que poseen casas en Canadá no pueden ni siquiera ir a verlas.

Si no se llega a un acuerdo antes del 21 de junio, fecha en que vence el cierre de fronteras entre ambos países, la congresista Stefanik dijo que Estados Unidos debería reabrir la frontera de manera unilateral y permitir a los canadienses con propiedades, barcos e intereses comerciales entrar a Estados Unidos o utilizar los aeropuertos estadounidenses para viajar al extranjero.

El ex gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, criticó la posición de Canadá en diferentes entrevistas recientes en CNN y Fox News, calificando de ridículo y erróneo que los canadienses puedan vacunarse en Estados Unidos y reciban envíos de vacunas desde ese país, mientras se prohíbe a los estadounidenses entrar a Canadá.

Chris Christie acusó a Biden de debilidad por no rechazar públicamente la negativa de Canadá a flexibilizar las normas de viaje.

En la actualidad, Canadá tiene un mayor porcentaje que Estados Unidos de población vacunada con una sola dosis, pero la proporción de la población estadounidense que está totalmente vacunada es casi seis veces mayor a la canadiense.

Con el 43% de la población total de EE.UU. y el 53% de los adultos estadounidenses totalmente vacunados, la vida ha vuelto paulatinamente a la normalidad en EE.UU., con lugares de trabajo, bares, restaurantes, eventos deportivos y salas de conciertos cada vez más llenos.

Fuente: CBC / A. Panetta / S. Harris / RCI / Adaptación RV

Titulares