1. Página de inicio
  2. Economía
  3. Relaciones laborales

Trabajadores agrícolas extranjeros | El lado oscuro de la agricultura canadiense

Mosaico de imágenes de las condiciones insalubres en las que viven los trabajadores.

Los trabajadores extranjeros denuncian las miserables condiciones de vida que tienen que soportar en Drummondville mientras trabajan para Productions Horticoles Demers.

Foto: Radio-Canada / Natasha Lavigne y Philippe Grenier

RCI

Fuerte presencia de moho. Literas hacinadas en un espacio reducido. Agujeros en las paredes. Calor sofocante en verano. Falta de agua caliente en invierno.

Éstas son algunas de las denuncias que hicieron a colegas de Radio-Canada, "trabajadores esenciales" de Guatemala empleados del mayor productor de huertos de Quebec, Les productions horticoles Demers.

En contacto con la periodista Natasha Lavigne y el camarógrafo Philippe Grenier de Radio-Canada, estos trabajadores extranjeros denunciaron las condiciones insalubres que "padecen" durante su estancia en Quebec.

Los colegas del equipo de la información visitaron las habitaciones de los trabajadores y las imágenes de esa visita hablan por sí mismas. Éste es el reportaje en francés:

Des serres avec des légumes.

El reportaje original en francés que resultó de la investigación de la periodista Natasha Lavigne y el camarógrafo Philippe Grenier.

Foto: Radio-Canada / Marc-Antoine Lavoie

Los tomates de esta compañía son los preferidos de millones de personas. Y según las informaciones de Natasha Lavigne, la presencia de ese producto aumentará ya que la empresa duplicará su producción, tras haber recibido hace unas semanas la aprobación gubernamental para la instalación de una nueva zona de trabajo en Lévis, cerca de la capital de la provincia. Un proyecto estimado en 70 millones de dólares.

Mientras tanto, nos recuerda Lavigne, los que están cosechando los tomates para la compañía en sus otros invernaderos en la región de Drummondville, 100 kilómetros al sureste de Montreal, denuncian condiciones inaceptables.

Mosaico de imágenes de las condiciones insalubres en las que viven los trabajadores.

A la llegada de los periodistas, varios de los trabajadores dijeron que les faltaba espacio. Otros subrayaron la falta de escucha por parte de su sindicato. Natasha Lavigne y Philippe Grenier, por su parte, reportan que hay moho en muchas paredes.

Foto: Radio-Canada / Natasha Lavigne y Philippe Grenier

Se necesitan entre 70 y 95 guatemaltecos los 365 días del año en el invernadero del Centre-du-Québec para hacer funcionar la producción de tomates de 10 hectáreas.

Durante su contrato de un año, se alojan en tres casas y un antiguo motel en la zona de Saint-Nicéphore, a unos 10 kilómetros del centro de Drummondville. Pagan unos 30 dólares a la semana de alquiler.

Las responsabilidades de la empresa

En una entrevista posterior a la difusión del reportaje de televisión, el director general de los invernaderos Demers, Jacques Demers, afirmó que las instalaciones están aprobadas por Ottawa y que se cumplen todas las normas, aunque admite que aún queda trabajo por hacer.

Tenemos responsabilidades como empresa, y esas responsabilidades están dictadas por las normas establecidas por el gobierno federal", explica. Estas habitaciones estaban autorizadas, estos ratios de alojamiento estaban permitidos y eran adecuados según las normas que debemos respetar.
Jacques Demers
El director general de los invernaderos Demers, Jacques Demers

El director general de los invernaderos Demers, Jacques Demers

Foto: Radio-Canada

Además, señala que todos los años trabajan con los mismos trabajadores.

Lo que observo es que nuestra tasa de retención de los trabajadores en su conjunto es superior al 95%. La gente, especialmente en Drummondville, vuelve año tras año.
Jacques Demers

El director general de la empresa Demers insiste en que las imágenes difundidas por el reportaje de Radio-Canada no corresponden en absoluto con los valores de Demers.

Según él, la pandemia también trajo muchos problemas logísticos, lo que puede explicar las dificultades experimentadas el año pasado. No podemos existir sobre esa base de presunción, de falta de respeto, y estamos tomando medidas, concluye Jacques Demers.

Denuncias recurrentes

Las denuncias e informaciones recabadas por Natasha Lavigne y Philippe Grenier de Radio-Canada se hacen eco de las que han sido hechas por años por los trabajadores mismos y por los grupos de defensa de sus derechos de todo el país.

También representan casi una copia conforme de estudios universitarios e incluso de videos publicados por organismos civiles.

Recordemos por ejemplo que en junio de 2020 el grupo Justice for Migrant Workers compartió un vídeo que muestra a varias personas viviendo en una sola habitación, separadas por cartón en la instalación agroalimentaria canadiense Double Diamond, en la región de Windsor-Essex, Ontario.

Según el grupo de defensa de la Justicia para los Trabajadores Migrantes, el vídeo fue compartido originalmente con la organización por un trabajador migrante que vivía en el barracón.

Chris Ramsaroop, organizador de Justice for Migrant Workers, dijo que su organización verificó con varios trabajadores para determinar la veracidad del video.

La empresa fue condenada a pagar 23.500 dólares como resultado de la denuncia.

También cabe recordar lo sucedido en el caso del trabajador Luis Gabriel Flores Flores quien luego de denunciar los peligros a los que se enfrentan los jornaleros en las granjas de Canadá, el trabajador agrícola temporal originario de México, fue despedido por su empleador.

Posteriormente ganó su caso ante la Comisión de Relaciones Laborales de Ontario. El día en que la decisión del tribunal fue anunciada, RCI cubrió la conferencia de prensa y el mensaje  (nueva ventana)emotivo y combativo de Luis Gabriel Flores.

Una adaptación de Paloma Martínez Méndez.

Con información de Radio-Canada (Natasha Lavigne y Philippe Grenier), CBC (Jacob Barker and Chris Ensing) y RCI (Leonora Chapman, Rufo Valencia, Paloma Martínez Méndez).

Titulares