1. Página de inicio
  2. Justicia
  3. Crimen por odio

Corte Suprema estudiará apelación del autor de la masacre en Quebec

Alexandre Bissonnette a su llegada al tribunal de Quebec.

Alexandre Bissonnette se declaró culpable de la masacre en la mezquita de Quebec.

Foto: Radio-Canada

RCI

El Tribunal Supremo de Canadá se pronunciará sobre si el responsable de la masacre ocurrida en 2017 en la mezquita de la ciudad de Quebec debe recibir su sentencia original de 40 años sin libertad condicional.

El otoño pasado, la Corte de Apelación de Quebec anuló esa sentencia y la redujo a 25 años, calificándola de castigo cruel e inusual. Los jueces fallaron por unanimidad a favor de los argumentos de los abogados del pistolero, cuyo crimen fue descrito por el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, como un acto terrorista.

Alexandre Bissonnette fue condenado en 2019 por el ataque ocurrido en enero de 2017 contra un grupo de musulmanes que se encontraban en una mezquita en la ciudad de Quebec.

Bissonnette , admirador de Donald Trump y Marie Le Pen, asesinó a seis hombres, Ibrahima Barry, Mamadou Tanou Barry, Khaled Belkacemi, Abdelkrim Hassane, Azzedine Soufane y Aboubaker Thabti e hirió gravemente a decenas de personas durante las oraciones vespertinas en el Centro Cultural Islámico de la ciudad de Quebec.

Bissonnette se declaró culpable de seis cargos de asesinato en primer grado y seis cargos de intento de asesinato. Fue la sentencia más larga jamás dictada en Quebec.

Poco después de la decisión de reducir la condena por parte del Tribunal de Apelación de Quebec, el fiscal general y la fiscalía de la Corona anunciaron que llevarían el caso al máximo tribunal de Canadá.

La Corte Suprema de Canadá anunció este 27 de mayo que había aceptado escuchar esa apelación.

El líder de la mezquita quiere igualdad en las sentencias

La decisión de la Corte Suprema de atender el caso abre la puerta a un posible fallo en torno a las disposiciones de condena que el gobierno conservador de Stephen Harper estableció en 2011.

La decisión de la Corte de Apelación de Quebec del año pasado de invalidar las disposiciones sobre condenas consecutivas del Código Penal se aplica sólo en la provincia de Quebec.

Manifestantes llevan retratos de las víctimas de la masacre en la mezquita de Quebec.

Manifiestación de denuncia de la islamofobia y en memoria de las víctimas de la masacre de la Gran Mezquita de Quebec ocurrida en enero de 2017.

Foto: The Canadian Press / Ryan Remiorz

Desde entonces, varios asesinos han sido condenados a penas de cadena perpetua consecutiva, incluyendo a Justin Bourque, que está cumpliendo una sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional durante 75 años por matar a tres oficiales de la Real Policía Montada de Canadá en Moncton, provincia de Nueva Brunswick, en 2014.

En ese momento, los líderes de la mezquita dijeron que estaban decepcionados por la decisión de la Corte de Apelación de Quebec.

Nos hubiera gustado una sentencia definitiva para evitar que se produzcan otros ataques, dijo Boufeldja Benabdallah, uno de los fundadores del Centro Cultural Islámico de Quebec. No pensamos sólo en nosotros, sino en toda la sociedad quebequense.

Este 27 de mayo, Benabdallah declaró que espera que la sentencia de la Corte Suprema de Canadá pueda establecer igualdad en las condenas en todo el país.

Es esencial, dijo. Para que haya justicia, necesitamos barreras claras en torno a esta ley para que las decisiones sean claras.

Fusil calibre 223 con cargador largo.

Fusil calibre 223 con cargador largo utilizado por el canadiense Alexandre Bissonnette para cometer un acto considerado como terrorismo contra miembros de la comunidad musulmana en la ciudad de Quebec en 2017.

Foto: Image déposée en preuve

La cuestión constitucional de las sentencias consecutivas

Al emitir la sentencia original, el juez de la Corte Superior François Huot dejó claro que se sentía incómodo con las sentencias consecutivas.

Los fiscales de la Corona pedían una condena de 150 años de por vida sin derecho a libertad condicional. Huot optó por una sentencia de 40 años sin libertad condicional, compuesta por cinco cadenas perpetuas concurrentes de 25 años y una inusual condena de 15 años por el sexto cargo, que se cumplirían de forma consecutiva.

Los magistrados de la Corte de Apelación dijeron que una sentencia híbrida era una forma equivocada de abordar las preocupaciones sobre la constitucionalidad de las sentencias consecutivas.

Utilizando a menudo expresiones contundentes para criticar las disposiciones introducidas por los conservadores, los magistrados escribieron que era inconstitucional obligar a un prisionero a esperar más de 25 años para poder obtener la libertad condicional.

Durante la audiencia de apelación, los abogados de Bissonnette intentaron argumentar en favor de una sentencia más indulgente presentando imágenes de las cámaras de seguridad de la noche de la masacre que, según ellos, mostraban que Bissonnette tuvo cuidado de no disparar contra niños pequeños.

La Corte de Apelación rechazó finalmente la petición de los abogados de Bissonnette de que se admitieran las pruebas. Los magistrados comentaron que las imágenes señalando que, de hecho, contradecían lo que alegaban los abogados.

Dijeron que en las imágenes se podía ver al supremacista blanco Bissonnette disparando contra una parte de la mezquita donde se escondían dos niños y una niña pequeña está de pie... completamente paralizada. Un hombre le ayudó más tarde a refugiarse detrás de una columna.

"Las pruebas en su conjunto [demuestran] que el apelante intentó matar a las víctimas jóvenes y que ciertamente no tuvo 'cuidado con los niños', como declaró a los agentes de policía", dijeron los jueces.

Fuentes: CBC / J. Montpetit / RCI / Adaptación RV

Titulares