1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Salud pública

"Canadá no es líder mundial del acceso equitativo a la vacuna contra el COVID-19"

En la foto. En la foto, Anita Quidangen, la primera mujer a ser vacunada en Toronto en diciembre del 2020. Las dos portan mascarillas. Canadá no ha respondido a las solicitudes urgentes de dosis de vacunas para los trabajadores de la salud y los más vulnerables en el extranjero, afirman dos investigadores canadienses.

Canadá no ha respondido a las solicitudes urgentes de dosis de vacunas para los trabajadores de la salud y los más vulnerables en el extranjero, afirman dos investigadores canadienses. En la foto, Anita Quidangen, la primera mujer a ser vacunada en Toronto en diciembre del 2020.

Foto: La Presse canadienne / Frank Gunn

RCI

A un año del inicio de la pandemia, la imagen internacional de Canadá es la de un país que se aseguró más de diez dosis de la escasa vacuna per cápita, afirman dos investigadores canadienses.

En un artículo publicado en la revista científica The Lancet, Adam R Houston y Srinivas Murthy concluyeron que el liderazgo de Canadá en cuanto al acceso equitativo a las vacunas fue una de las primeras víctimas del COVID-19.

Semanas después de que su reserva de vacunas ocupara los titulares de todo el mundo, Canadá guardó silencio sobre qué pasaría con sus cientos de millones de dosis extra proyectadas; el Primer Ministro Justin Trudeau finalmente se comprometió vagamente a compartir el excedente, no en una política oficial sino en una entrevista televisiva. Poco ha sucedido desde entonces.
Adam R Houston y Srinivas Murthy

Los autores recuerdan que en 2018, una serie de investigaciones de la revista The Lancet sobre el liderazgo mundial de Canadá en materia de salud concluían que el mundo, más que nunca, necesitaba el liderazgo de Canadá en materia de salud y que medidas como la política de asistencia internacional feminista eran un ejemplo perfecto del rol que el país podía jugar globalmente.

Lamentablemente, dicen Houston y Murthy, Canadá no ha respondido a las peticiones de donaciones inmediatas de vacunas para los trabajadores de la salud y los más vulnerables en el extranjero.

Srinivas Murthy es médico e investigador en el Hospital de Niños de Columbia Británica. Adam R. Houston, es doctorante en Derecho y especialista en Derechos humanos y enfermedades infecciosas de la Universidad de Ottawa.

Srinivas Murthy es médico e investigador en el Hospital de Niños de Columbia Británica. Adam R. Houston, es doctorante en Derecho y especialista en Derechos humanos y enfermedades infecciosas de la Universidad de Ottawa.

Foto: BC Children's Hospital / The Tyee

¿Nadie está a salvo hasta que todo el mundo esté a salvo?

De hecho dicen, a pesar de la publicación de los calendarios oficiales que indican cuándo Canadá tendrá más dosis de las que necesita, las autoridades sanitarias aún no ha anunciado un calendario correspondiente para compartir su exceso de suministro.

Los defensores de Canadá señalarán correctamente que el país ha sido un importante contribuyente financiero a la iniciativa COVAX y al Acelerador de Acceso a Herramientas contra el COVID-19. Sin embargo, COVAX habría funcionado mucho mejor si Canadá (y otros países) no hubieran manipulado activamente la iniciativa a través de acuerdos bilaterales con los proveedores de vacunas, empujando así a COVAX hasta el final de la fila de los escasos suministros mundiales. Dar un cheque generoso tiene menos sentido cuando hay poco que comprar.
Adam R Houston y Srinivas Murthy

Las acciones hablan más fuerte que la frecuente recitación de los funcionarios canadienses de que "nadie está a salvo hasta que todos estén a salvo", dicen los investigadores.

En febrero de 2021, a pesar de los ruegos explícitos de la OMS, Canadá firmó otro acuerdo bilateral (el octavo), esta vez con el Instituto de Suero de la India, uno de los principales proveedores de COVAX. Por la misma época, Canadá también solicitó vacunas directamente a COVAX en la primera ronda de distribución, siendo el único país del G7 en hacerlo.
Adam R Houston y Srinivas Murthy

Aunque Canadá tiene legalmente derecho a hacer este tipo de solicitudes para reforzar sus acuerdos bilaterales, recurrir a este escaso suministro en un momento en el que los países dependientes de COVAX aún no habían recibido ni una sola dosis no debería considerarse un liderazgo sanitario mundial, creen

La postura ofuscada de Canadá ante la Organización Mundial del Comercio sobre la renuncia temporal a los derechos de propiedad intelectual durante la pandemia, incluso cuando el país modificó rápidamente sus propias leyes nacionales en una línea similar, tampoco ha contribuido a mejorar su imagen global.
Adam R Houston y Srinivas Murthy

Para estos investigadores, la triste conclusión es que aunque el mundo necesita desesperadamente más vacunas, no necesita más de este tipo de liderazgo canadiense.

En la foto, un cargamento de dosis de vacunas en un aeropuerto canadiense. El Gobierno de Canadá ha comprometido aproximadamente 440 millones de dólares al COVAX, la mitad de esos fondos servirán a asegurar dosis para los canadienses.

El Gobierno de Canadá ha comprometido aproximadamente 440 millones de dólares al COVAX, la mitad de esos fondos servirán a asegurar dosis para los canadienses.

Foto: afp via getty images / NIPAH DENNIS

Inversión canadiense en el mecanismo COVAX

Desde febrero de 2020, el Gobierno de Canadá ha invertido más de 865 millones de dólares en el Acelerador para el Acceso a las Herramientas contra el COVID-19 (Acelerador ACT) para apoyar el acceso equitativo a las pruebas, el tratamiento y las vacunas.

Según las informaciones oficiales, Canadá es actualmente el segundo país que más apoya el Compromiso Anticipado de Mercado (CMA) de Gavi, que proporcionará a 92 países de ingresos bajos y medios acceso a las vacunas a través de la financiación de la ayuda oficial al desarrollo.

No obstante, cabe señalar que a través de su participación en el Mecanismo COVAX, Canadá ha tenido y tendrá acceso a 6 candidatas-vacunas, además de las negociadas con las empresas farmacéuticas directamente.

El Gobierno de Canadá ha comprometido aproximadamente 440 millones de dólares en este mecanismo para comprar hasta 15 millones de dosis de vacunas para todos los canadienses y también para comprar dosis para los países de ingresos bajos y medios.

La mitad de la contribución de Canadá se destina a la compra de dosis de vacunas para los países menos desarrollados, mientras que la otra mitad compra dosis para los canadienses. Canadá espera recibir aproximadamente 1,6 millones de dosis adicionales a través de COVAX para finales de junio.

Un artículo de Paloma Martínez, para RCI, con informaciones de The Lancet y del Gobierno de Canadá.

Titulares