1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Salud pública

La mezcla de dosis de vacunas contra el Covid-19 provoca más reacciones

Viales de la vacuna COVID-19 alineados en una mesa.

Han comenzado los estudios para determinar la eficacia de combinar vacunas contra el Covid-19 fabricadas por distintas empresas farmacéuticas.

Foto: getty images/istockphoto / kiattisakch

RCI

La mezcla de diferentes tipos de vacunas contra el Covid-19 en dos dosis puede aumentar la probabilidad de que la persona vacunada sienta reacciones leves o moderadas como fatiga, dolor de cabeza o fiebre. Esto es lo que revelan los primeros resultados de un estudio realizado en el Reino Unido, que las autoridades sanitarias de Canadá y otros países están siguiendo de cerca.

Esos resultados fueron publicados el 12 de mayo como correspondencia y no como un estudio completo, en The Lancet, una revista médica revisada por expertos, y son el resultado de los ensayos de la vacuna del Grupo Com-Cov de la Vacuna Oxford, que estudia el uso de diferentes combinaciones de vacunas Covid-19 ya aprobadas para la primera y la segunda dosis.

Más de 800 participantes, todos ellos de 50 años o más, fueron reclutados en febrero, divididos en grupos a quienes se les inyectó una de las cuatro dosis programadas con un intervalo de cuatro o doce semanas.

Esas inoculaciones programadas incluyen una primera y segunda dosis de la vacuna AstraZeneca-Oxford. Una primera y segunda dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech. Una primera dosis de la vacuna AstraZeneca-Oxford, seguida de una segunda dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech. Finalmente, una primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech, seguida de una segunda dosis de la vacuna AstraZeneca-Oxford.

Un vial que contiene la vacuna de AstraZeneca.

Varias provincias en Canadá han decidido dejar de utilizar la vacuna AstraZeneca como primera dosis.

Foto: Associated Press / Christophe Ena

Ambos esquemas mixtos causaron más síntomas que los esquemas estándar, dijo el líder del estudio, el doctor Matthew Snape, profesor asociado de pediatría general y vacunología de la Universidad de Oxford, durante una reunión informativa con la prensa el 12 de mayo, antes de la publicación de esos primeros resultados.

La mayoría de estos efectos son leves, dijo, aunque los resultados también mostraron un aumento de las reacciones moderadas.

Por ejemplo, el 34% de las personas que recibieron una combinación de AstraZeneca-Oxford primero, y luego Pfizer-BioNTech como refuerzo, manifestaron una sensación de fiebre, más del triple que el 10% de las personas que manifestaron esa misma reacción después de recibir dos vacunas de AstraZeneca.

Algo más del 40% de los que recibieron la combinación de dosis de Pfizer y AstraZeneca en el ensayo también declararon tener fiebre. Este porcentaje es casi el doble de los que recibieron dos rondas de inyecciones de Pfizer, que fue un 21%.

Se observaron aumentos similares en los escalofríos, la fatiga, el dolor de cabeza, el dolor en las articulaciones, el malestar y el dolor muscular, dice el texto publicado en The Lancet.

Por otra parte, el texto describe como tranquilizador el hecho de que los síntomas causados por la vacuna sean de corta duración y que los datos limitados no suscitan preocupación.

Todavía no se conoce el impacto en la respuesta inmunitaria

El ensayo aleatorio fue llevado a cabo en una red de centros de ensayo de todo el Reino Unido, y se espera que se realicen más hallazgos. Esta primera ronda sólo muestra el impacto en las reacciones posteriores a la vacunación, pero no la seguridad o eficacia general de cada vacunación mixta.

Todavía no sabemos si esto tiene relación con una mejor respuesta inmunitaria, dijo Snape. Descubriremos esos resultados dentro de unas semanas.

Snape también dijo que esta investigación temprana debería animar a cualquier región que considere un programa de dosis mixta a prepararse para el impacto en los niveles de personal que será necesario en los hospitales y centros de atención, ya que un aumento de reacciones tras la vacuna podrían significar más trabajadores que necesiten tiempo libre.

No sería lo mejor el vacunar a una sección entera de enfermeras el mismo día con una combinación mixta de dosis, porque podría producirse una tasa elevada de ausentismo al día siguiente, dijo Snape.

The Lancet también señaló que se están realizando más estudios, incorporando las vacunas fabricadas por las farmacéuticas Moderna y Novavax.

Viales con etiquetas de vacunas contra el coronavirus (COVID-19) de Pfizer-BioNTech, AstraZeneca y Moderna con una bandera de la UE.

Las vacunas fabricadas por las farmacéuticas Pfizer, AstraZeneca y Moderna.

Foto: Reuters / DADO RUVIC

El doctor Zain Chagla, profesor en la Universidad McMaster y especialista en enfermedades infecciosas, que no participó en la investigación, dijo que los datos de eficacia a largo plazo del ensayo serán cruciales para determinar cuántos casos de Covid-19 podrían evitarse utilizando un enfoque de dosis mixta.

Según Chagla, los resultados son un buen augurio para que esta combinación de vacunas sea una estrategia viable en Canadá, y comparó las fuertes reacciones reportadas por quienes recibieron dos dosis diferentes con las que se observaron cuando las personas que previamente tuvieron el Covid-19 fueron vacunadas posteriormente.

Esta es probablemente la primera señal de éxito, dijo. Sabemos que lo que buscamos es una respuesta inmunitaria bastante sólida.

Los riesgos de un ensayo de talla reducida

Horacio Bach, experto en enfermedades infecciosas en la Universidad de la Columbia Británica, advirtió que el pequeño tamaño del estudio inicial no permite saber si algunas personas podrían tener reacciones graves al mezclar las dos vacunas estudiadas.

La vacuna de AstraZeneca-Oxford, por ejemplo, fue puesta a prueba mediante ensayos clínicos en los que participaron unas 32.000 personas, pero los raros coágulos de sangre que aparecieron como reacción no fueron detectados hasta que millones de personas recibieron la vacuna.

Esta vacuna, que utiliza la tecnología de vectores adenovirales, ha sido vinculada con una condición rara, pero potencialmente grave, de coagulación de la sangre, conocida como trombocitopenia inmunotrombótica inducida por la vacuna, o VITT por sus siglas en inglés.

Personas hacen cola bajo la lluvia.

Una fila de torontenses esperando ser vacunados en el Coliseo de Downsview el 29 de abril.

Foto: CBC/Evan Mitsui

Las vacunas basadas en la tecnología del ARNm, como Pfizer-BioNTech y Moderna que fueron autorizadas, no mostraron relación con el VIIT.

El Comité Consultivo Nacional de Inmunización de Canadá ha sugerido que la vacuna de AstraZeneca-Oxford sea dejada de lado y que en su lugar se utilicen las vacunas ARNm como primera dosis.

Bach también señaló que es posible que un posible aumento de las reacciones adversas ocasionadas por la mezcla de diferentes vacunas pueda disuadir a algunas personas de recibir una segunda dosis, aunque los síntomas tras la vacunación incluso de la vacuna contra la gripe estacional varían mucho.

Canadá estudia la posibilidad de mezclar las dosis

Esos primeros resultados se producen en un momento crucial de la campaña de vacunación que se lleva a cabo en Canadá, cuando las autoridades sanitarias están revisando las nuevas investigaciones sobre la mezcla de varias vacunas contra el Covid-19, y cuando varias provincias canadienses se están preparando para empezar a combinar diferentes marcas de vacunas para las segundas dosis.

El 12 de mayo, el director de salud en la provincia de Saskatchewan dijo que es probable que las personas que recibieron la vacuna AstraZeneca-Oxford como primera dosis puedan tener una vacuna Pfizer-BioNTech para su segunda dosis debido a problemas de suministro, mientras que el director de salud de Manitoba señaló que esa provincia también está explorando la posibilidad de utilizar vacunas de ARNm para las segundas dosis.

El mismo día, la ministra de Salud de Ontario, Christine Elliott, dijo que la provincia está esperando las orientaciones de los organismos reguladores de la salud antes de decidir qué hacer con los suministros de AstraZeneca-Oxford después de que su uso como primera dosis fue suspendido recientemente por problemas de coágulos sanguíneos.

Las autoridades de Ontario también esperan estudiar si se pueden mezclar dos vacunas diferentes contra el Covid-19.

En la actualidad, todas las vacunas que se utilizan en Canadá y el Reino Unido siguen el mismo esquema de dos dosis, con una primera dosis seguida de una segunda dosis de refuerzo posterior, a excepción de la vacuna de Johnson & Johnson, que requiere una sola dosis y cuyo uso ya fue aprobado en Canadá, aunque todavía no se ha comenzado a administrarla.

Fuente: CBC / L. Pelley / RCI / Adaptación RV

Titulares