1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Salud pública

El futuro de la vacuna AstraZeneca en Canadá está en duda

Un vial que contiene la vacuna de AstraZeneca.

Se estima que la frecuencia del VITT entre los canadienses que han recibido la vacuna de AstraZeneca es de 1 caso entre 55.000 vacunados.

Foto: Associated Press / Christophe Ena

RCI

La preocupación a causa del mayor riesgo de coágulos sanguíneos raros pero graves relacionados con la vacuna de AstraZeneca-Oxford, sumada a un imprevisible suministro futuro y la llegada al país de una cantidad importante de otras vacunas contra el Covid-19, han puesto en cuestión el uso futuro de esta vacuna en Canadá.

Alberta fue la primera provincia en confirmar que dejará de administrar las primeras dosis de la vacuna de AstraZeneca, alegando la escasez de suministro. En su lugar, la provincia dará prioridad a las vacunas desarrolladas a partir del ARNm, como las fabricadas por las farmacéuticas Pfizer-BioNTech y Moderna, y reservará el inventario actual de AstraZeneca para las segundas dosis.

El doctor David Williams, director médico de Ontario, anunció en una conferencia de prensa el 11 de mayo que esa provincia, la más populosa del país, ya no ofrecerá la vacuna de AstraZeneca-Oxford como primera dosis y que el suministro futuro será reservado para las segundas dosis opcionales.

A diferencia de Alberta, la decisión en Ontario fue tomada en gran medida debido a la creciente tasa de la rara pero grave aparición de coagulación de la sangre relacionada con la vacuna, conocida como trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna, o VITT por sus siglas en inglés.

Williams dijo que en los últimos días ha habido un número creciente de informes de casos de VITT en Ontario. Entre las más de 850.000 dosis de AstraZeneca administradas a la población, se habían registrado unos ocho casos en la provincia hasta el pasado 8 de mayo, lo que supone un porcentaje de un caso de coagulación por cada 60.000 inyecciones administradas.

El doctor David Williams durante una conferencia de prensa en Toronto.

El doctor David Williams, Director Médico de Salud de la provincia de Ontario.

Foto: La Presse canadienne / Nathan Denette

Otras provincias aún no han seguido el ejemplo de Ontario, pero hay más indicios que no se dará prioridad a la vacuna de AstraZeneca-Oxford en las campañas de vacunación en las provincias y territorios de todo el país.

El Ministerio de Salud y Servicios Sociales de la provincia de Quebec declaró al difusor público canadiense CBC que aunque la vacuna de AstraZeneca sigue estando técnicamente disponible para las personas mayores de 45 años, las dosis restantes han caducado casi todas y se ofrecerán vacunas de ARNm si no se dispone de una segunda dosis de AstraZeneca.

El doctor Brent Roussin, director de salud pública en Manitoba, dijo el 9 de mayo que la posibilidad de dejar de utilizar la vacuna de AstraZeneca estaba siendo discutida a muchos niveles en esa provincia.

La doctora Bonnie Henry, responsable provincial de salud en Columbia Británica, dijo el 11 de mayo que aunque las segundas dosis de la vacuna de AstraZeneca estarán disponibles para quienes ya se hayan vacunado en esa provincia, las vacunas de ARNm también serán una opción.

Se espera que en los próximos días y semanas se lleven a cabo nuevas investigaciones internacionales sobre la seguridad y la eficacia de mezclar y combinar las vacunas contra el Covid-19.

Los canadienses que hayan recibido una dosis inicial de AstraZeneca tendrán probablemente la opción de combinarla con una inyección de ARNm como segunda dosis.

No puedo enfatizar lo suficiente cuán importante ha sido AstraZeneca, en particular entre marzo y abril, cuando teníamos cantidades limitadas de las vacunas de ARNm y teníamos altas tasas de casos y es una vacuna muy buena y muy protectora, pero como los niveles de casos afortunadamente están bajando, y esperamos que se mantengan bajas, tenemos muchas más vacunas disponibles. Estudiaremos el uso de la Pfizer y la Moderna que están llegando.
Bonnie Henry, responsable de salud en Columbia Británica.

El cambio brusco en la estrategia de distribución de la vacuna AstraZeneca-Oxford se produce tras la creciente preocupación entre los expertos en salud por el riesgo de la trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna, o VITT, que, según ellos, pone en duda la continuidad de su uso en Canadá.

El doctor Andrew Morris, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Toronto, afirma que el uso de la vacuna de AstraZeneca en Canadá ya se justifica, sobre todo en personas jóvenes.

Para las personas que tienen entre 30 y 40 años, simplemente no tiene sentido. Tienen un riesgo realmente bajo de morir a causa del Covid-19 y están asumiendo un riesgo de morir por esta vacuna.
Andrew Morris, especialista en enfermedades infecciosas en la Universidad de Toronto.

El Ministerio de Salud de Canadá aprobó el uso de la vacuna de AstraZeneca para todos los canadienses mayores de 18 años en febrero, pero las provincias y territorios han restringido en gran medida su uso entre las personas mayores de 40 años debido al mayor riesgo de VITT en los grupos de edad más jóvenes en comparación con el riesgo de muerte por Covid-19.

Aunque es extremadamente rara, la trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna es mucho más grave que un coágulo de sangre típico porque puede causar trombosis del seno venoso cerebral, situación en la cual las venas que drenan la sangre del cerebro son obstruidas y pueden causar una hemorragia mortal.

Personas sentadas esperan su turno para ser vacunadas ern un gran espacio público.

Un lugar de vacunación contra el Covid-19 en la provincia de Ontario.

Foto: Evan Mitsui

La doctora Menaka Pai, hematóloga clínica en la Universidad McMaster, en la ciudad de Hamilton, Ontario, y miembro del Comité de Asesoramiento Científico sobre el Covid-19 de Ontario, dice que el riesgo de VITT está cambiando casi a diario y que es de esperar que haya diferentes normas directrices.

La realidad es que lo que estamos viendo es la ciencia en evolución. Estamos pidiendo a la gente que tome decisiones en tiempo real con la información que tenemos y luego la información evoluciona una semana después y podemos arrepentirnos de la decisión de hace una semana.
Menaka Pai, hematóloga clínica, Universidad McMaster.

Pai afirma que cada región del país debe analizar su situación epidemiológica específica en la pandemia y determinar si el riesgo de VITT supera el riesgo de resultados graves de una infección con el virus del Covid-19.

El 10 de mayo Canadá informó de 12 casos confirmados de VITT tras más de 2,3 millones de dosis de AstraZeneca administradas, según la Agencia de Salud Pública de Canadá. Las provincias de Quebec, Alberta y Nueva Brunswick informaron que tuvieron cada una un fallecimiento.

La provincia marítima de Nueva Brunswick registró sólo 40 muertes por Covid19 en total.

En una provincia con bajo riesgo de COVID-19 como Nueva Brunswick, el riesgo de muerte por VITT supera el riesgo de muerte por COVID-19 a cualquier edad, dijo el doctor David Fisman, epidemiólogo en la Universidad de Toronto.

La Mesa de Ciencia de Ontario estima ahora que la frecuencia del VITT entre los canadienses que han recibido la vacuna de AstraZeneca es de 1 caso entre 55.000 vacunados, pero esa es una cifra cambiante, ya que cada día se publican nuevos datos provenientes de países de todo el mundo.

Las estimaciones de riesgo han ido aumentando a medida que la gente ha empezado a identificar la complicación, dijo Fisman. No tiene sentido utilizar una vacuna en la que los daños a corto plazo superan los beneficios a corto plazo, cuando la gente puede permanecer sana y salva hasta recibir la vacuna de ARNm.

Uso de AstraZeneca en otros países

Dinamarca ha suspendido por completo el uso de la vacuna de AstraZeneca debido al riesgo de VITT, así como la vacuna de Johnson & Johnson, que utiliza un método de vector adenoviral similar. Se estima que esta medida retrasará la campaña de vacunación en ese país por varias semanas.

Jason Kenney ante un micrófono. Un cartel delante de él recomienda seguir las normas de protección contra la pandemia y vacunarse.

El primer ministro de Alberta, Jason Kenney. Esa provincia anunció que suspendía las primeras dosis de la vacuna Astra-Zeneca, pero por razones de inventario.

Foto: YouTube/gouvernement de l'Alberta

El Reino Unido ha utilizado la vacuna de AstraZeneca como una parte importante de su campaña de vacunación para controlar con éxito la pandemia y ahora ese país puede relajar las restricciones de salud pública debido en gran parte al uso de esa vacuna.

Sin embargo, el VITT aún no había sido identificado cuando la campaña de vacunación se encontraba en pleno apogeo a principios de año. El Reino Unido restringió la vacuna a los mayores de 40 años la semana pasada y notificó retroactivamente sobre 242 casos de VITT y 49 muertes después de haber inyectado unos 28,5 millones de dosis hasta el 28 de abril.

La Mesa de Ciencia de Ontario señaló que el VITT puede aparecer entre los 4 y 28 días después de la vacunación y que los canadienses deben buscar atención médica si tienen alguno de los síntomas de trombosis.

La doctora Menaka Pai, hematóloga clínica en la Universidad McMaster, explicó que los canadienses que se encuentran preocupados por haberse vacunado con una dosis inicial de AstraZeneca y que no tienen ningún síntoma de VITT deben sentirse seguros de que hicieron una elección inteligente en un momento crítico al aceptar esa vacuna.

Fuente: CBC / A. Miller / RCI / Adaptación RV

Titulares