1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Derechos y libertades

Defender a los defensores ambientales | Campaña desde Canadá para América Latina

Berta Cáceres, representada en esta colorida imagen, fue asesinada en 2006 en su casa. Berta y la organización que dirigía, el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, se oponían a la construcción de un proyecto de presa hidroeléctrica llamado Agua Zarca por su impacto en los derechos de la Nación Indígena Lenca. Por casos como el suyo, Amnistía Internacional inicia esta nueva campaña.

Berta Cáceres, representada en esta colorida imagen, fue asesinada en 2006 en su casa. Berta y la organización que dirigía, el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, se oponían a la construcción de un proyecto de presa hidroeléctrica llamado Agua Zarca por su impacto en los derechos de la Nación Indígena Lenca. Por casos como el suyo, Amnistía Internacional inicia esta nueva campaña.

Foto: Amnistía Internacional Canadá / Camilo Villota B.

RCI

Amnistía Internacional (AI) Canadá lanzó una campaña en defensa y en solidaridad de los defensores del medio ambiente de América Latina.

El brazo canadiense de este organismo mundial de defensa de los derechos humanos invita a los ciudadanos de Canadá a apoyar esta campaña, que se basan en las legítimas demandas de los propios defensores, según AI.

Quizá la mayor prioridad transfronteriza a la que nos enfrentamos todos es la protección del medio ambiente, del que dependen nuestros derechos humanos y nuestro futuro común.Los defensores del medio ambiente en América Latina arriesgan sus propias vidas para responder a este desafío con esperanza y enorme valor.De hecho, América Latina es la región más peligrosa del mundo para defender los derechos humanos y el medio ambiente.
Una cita de Amnistía Internacional Canadá

Para esta entidad, los defensores indígenas, negros y campesinos son los que más riesgo corren, especialmente cuando se enfrentan a personas que pretenden querer controlar sus tierras para explotar su potencial económico o los recursos naturales que allí se encuentran, sin importar el coste, explica AI Canadá.

Entre los activistas ambientales en riesgo, las mujeres lo son aún más.

Las mujeres defensoras del medio ambiente corren el riesgo añadido de sufrir violencia sexual contra ellas o sus hijos, ya que sus esfuerzos francos desafían los roles tradicionales de género, así como los intereses económicos.
Una cita de Amnistía Internacional Canadá
Afiche de Amnistía Internacional Canadá con rostro dibujado de Jani Silva, activista colombiana, presidenta de la Asociación para el Desarrollo Integral y Sostenible de la Perla Amazónica, ADISPA. Jani ha sufrido amenazas de muerte y acosos durante varios años.Ampliar imagen (nueva ventana)

Afiche de Amnistía Internacional Canadá en honor a Jani Silva, activista colombiana, presidenta de la Asociación para el Desarrollo Integral y Sostenible de la Perla Amazónica, ADISPA. Jani ha sufrido amenazas de muerte y acosos durante varios años.

Foto: Amnesty International Canada

Jani, Danelly, Joel y María

Colombia es el segundo país con mayor biodiversidad del mundo, con ecosistemas únicos que incluyen vastas extensiones de selva amazónica, el pulmón del mundo. Colombia es también el país más peligroso para las personas que defienden la tierra y el medio ambiente, que son vitales para los pueblos indígenas, las comunidades afrodescendientes y todos nosotros.Sólo en el último año han sido asesinados cientos de defensores, y casi a diario se registran nuevos asesinatos. Otros, como Jani, Danelly, Joel y María, están amenazados de muerte si siguen alzando la voz. Sin embargo, se niegan a callar.
Una cita de Amnistía Internacional Canadá

En un país con enormes desigualdades y el legado que el organismo ha presentado eninformes (nueva ventana) recientes, se juegan la vida para responder al reto medioambiental con esperanza y enorme valor perdurable de la colonización y la esclavitud, los líderes indígenas, negros y campesinos rurales corren un riesgo especial, sobre todo cuando la defensa de su derecho a un medio ambiente sano les pone en contacto con personas poderosas que pretenden explotar su potencial económico o los recursos naturales que allí se encuentran, sostiene Amnistía.

Amnistía Internacional ha enfocado su campaña principalmente en los casos de los activistas colombianos Jani Silva, Danelly Estupiñan, Joel Rodríguez y María Ciro (en esta imagen) que, según las evaluaciones e informes que el organismo ha presentado en meses recientes, se juegan la vida para responder al reto medioambiental con "esperanza y enorme valor".

Amnistía Internacional ha enfocado su campaña principalmente en los casos de los activistas colombianos Jani Silva, Danelly Estupiñan, Joel Rodríguez y María Ciro que, según las evaluaciones e informes que el organismo ha presentado en meses recientes, se juegan la vida para responder al reto medioambiental con "esperanza y enorme valor".

Foto: Amnistía Internacional Canadá

Por otro lado, las mujeres defensoras del medio ambiente corren el riesgo añadido de sufrir violencia sexual contra ellas o sus hijos, ya que sus esfuerzos francos desafían los roles tradicionales de género, así como los intereses económicos.Amnistía Internacional Canadá

Mujeres y defensoras, una combinación difícil

Las dificultades y riesgos a las que se enfrentan las mujeres cuando deciden defender causas en América Latina están bien documentadas. El organismo canadiense CoDev Canadá ha hecho un seguimiento sobre este tema por algún tiempo.

Recientemente, este grupo civil presentó en su sitio internet una conversación con Berenice Celeita, defensora de derechos humanos en el Suroeste de Colombia. En la entrevista la activista es firme sobre las situaciones particularmente complejas a las que se enfrentan las mujeres defensoras.

La defensa de los derechos humanos en Colombia ya es un trabajo difícil. Además, ser una mujer que defiende los derechos humanos tiene consecuencias porque venimos de una sociedad muy "machista". Hemos estado acostumbradas a que los hombres tomen las decisiones durante décadas y desempeñen funciones de dirección y coordinación, a pesar de los debates [sobre género] que hemos tenido en las últimas décadas.
Una cita de Berenice Celeita
En la Asociación para la Investigación y la Acción Social (NOMADESC) que dirige Berenice Celeita en la foto, utilizan la perspectiva de género a través de la lucha y la defensa de los pueblos, dice su directora. "Hemos sido cuidadosos en respetar las cosmologías locales, entendiendo lo importante que es encontrar el equilibrio y la armonía en la vida cotidiana en las reservas indígenas, las comunidades negras y los sindicatos", explica la señora Celeita.

En la Asociación para la Investigación y la Acción Social (NOMADESC) que dirige Berenice Celeita en la foto, utilizan la perspectiva de género a través de la lucha y la defensa de los pueblos, dice su directora. "Hemos sido cuidadosos en respetar las cosmologías locales, entendiendo lo importante que es encontrar el equilibrio y la armonía en la vida cotidiana en las reservas indígenas, las comunidades negras y los sindicatos", explica la señora Celeita.

Foto: CoDev Canada / NOMADESC

La mayoría de las decisiones son tomadas por hombres, incluso en organizaciones que se precian de ser alternativas, progresistas y defensoras de los derechos humanos.En mi caso, creo que tengo una personalidad fuerte. Soy muy creativa. […] Ha sido difícil con los representantes del Estado porque la mayoría de los ministros, gobernadores y alcaldes son hombres y siempre tratan de disminuirme. Ha sido difícil entre nosotras lidiar con el liderazgo de los hombres, pero ha sido aún más difícil cuando se debate con quienes tienen ideas opuestas.Esto te anima a ser más fuerte, a construir a tu alrededor un colchón de protección y alianzas.
Una cita de Berenice Celeita

Campaña en medios sociales

Los defensores y defensoras de Colombia han enviado un SOS al mundo con el hashtag #NosEstanMatando y #VocesEnRiesgo

Según Amnistía Internacional, las expresiones de preocupación y los llamamientos al cambio desde Canadá pueden desempeñar un papel importante, especialmente teniendo en cuenta los estrechos lazos de comercio, inversión y cooperación entre Canadá y Colombia.

El 1o de abril pasado el organismo mundial entregó algunos de los más de 16.500 mensajes de Canadá a la Embajada de Colombia, instando a la Unidad Nacional de Protección, al Ministerio del Interior de Colombia y al Ministro Daniel Palacios y al Presidente de Colombia Iván Duque a que aseguren protección de la defensora ambiental amenazada Jani Silva y su organización ADISPA.

El tuit también etiquetaba a la ministra de Desarrollo Internacional de Canadá, Karina Gould, el ministerio de Relaciones Exteriores, así como la embajada de Canadá en Colombia y el embajador canadiense en Colombia (@marcel_lebleu).

Paloma Martínez, para RCI, con informaciones de Amnistía Internacional Canadá y CoDesarrollo Canadá (CoDev Canada).

Titulares